La escuela dirigida por Kenny Noyes monta las pastillas y los discos de freno de esta empresa con más de 65 años de experiencia en la fabricación de componentes de primer calidad.

Por el Noyes Camp pasan cientos de personas todos los años. Cada una tiene su propio estilo de conducción y afronta las distintas fases del pilotaje (aceleración, frenada, paso por curva…) de una forma distinta. Por eso, nos preocupamos de que cada detalle de nuestras motos sea perfecto y, sobre todo, muy versátil. La calidad y las buenas sensaciones son imprescindibles para aprender, pero también para ir rápido con seguridad. Esa es la razón por la que utilizamos los componentes para freno de GALFER. 

Gracias a ellos tenemos la garantía de que cualquier piloto, frene con suavidad o accione el freno de una forma muy agresiva, disfrutará de buen tacto mientras aprende los secretos de Kenny Noyes y nuestro equipo de monitores.

Otro motivo muy importante es la gran resistencia que ofrecen sus productos. Durante un día de dirt track repleto de polvo y barro se acciona el freno trasero cientos de veces, una circunstancia que pone a prueba la calidad de las pastillas y los discos. Nuestra experiencia en estas condiciones ha sido inmejorable y los cursillistas dan prueba de ello.

La amplia gama de GALFER nos permite equipar la Kawasaki KLX 140 para dirt track al tiempo que ofrecemos una gran capacidad de frenado para nuestras Ninja 250, la moto con la que nuestros alumnos aplican todos sus conocimientos para disfrutar de las sensaciones más racing.

Para conocer más sobre GALFER Moto, visita su web oficial.

 

 

BÚSQUEDA WEB

USUARIO REGISTRADO

PARTNERS
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto